La regeneración del cerebro: desmantelando un mito

Las contribuciones científicas al conocimiento del cerebro aportadas por Santiago Ramón y Cajal han sido acogidas durante décadas por los neurocientíficos y perduran en la actualidad en el conocimiento popular. Desde sus investigaciones se instauró la idea del Sistema Nervioso Central como un sistema estático constituido por un número de células determinadas desde el momento del nacimiento. Esta particular visión del cerebro comienza a resquebrajarse a mitad del siglo XX con el desarrollo de las técnicas de investigación. Éstas han mostrado novedosos hallazgos de nichos neurogénicos en el cerebro adulto, aunque no están exentos de discusión en la comunidad científica.

Una de las zonas proliferativas más estudiada es la zona subgranular del giro dentado del hipocampo. Ésta estructura ha sido clásicamente relacionada con los procesos de aprendizaje y memoria y, por tanto, posee un valor imponente para la vida cotidiana. La utilidad de este “nuevo” concepto abre una nueva vía para las aproximaciones terapéuticas en personas con daño cerebral por lesión adquirida, enfermedades degenerativas o patologías del neurodesarrollo. En un futuro, la preservación o regeneración del sistema supondría una oportunidad para mejorar la calidad de vida de los pacientes aquejados de enfermedades neurológicas y sus familiares.

Uno de los ejes principales de investigación está en esclarecer los factores ambientales que facilitan la neurogénesis. Entre ellos destaca el llevar una vida saludable que contemple la realización de deporte físico, mantenernos activos mentalmente y tener una dieta equilibrada. Concretamente se estima que una dieta rica en polifenoles, una sustancia química presente en los frutos rojos, la cúrcuma, el té, el cacao,… incrementa la neurogénesis. Contrariamente, un estilo de vida poco saludable, no realizar ejercicio físico, la falta de estimulación intelectual, una dieta inadecuada basada en alimentos con altos contenido de grasas saturadas o el estrés la entorpecen.

Actualmente las aproximaciones en este campo se centran en el esclarecimiento de las limitaciones de este sistema de renovación, ya que no es capaz de compensar lesiones amplias; comprender el sistema de compensación implicaría poder inducirlo con fines terapéuticos; se debaten los resultados de la existencia de neurogénesis en la corteza cerebral; e indagan más intensamente los factores ambientales que afectan o modulan la neurogénesis.

Para más información:

neurogenesis

polifenoles, ansiedad, depresión y neurogénesis 2012